• Andrés Marroquín

Necesitamos más empresas Cebra


Desde el nacimiento de la categoría, en 2013, las empresas unicornio, entre las que se encuentran aquellas que alcanzan el valor de mil millones de dólares durante sus procesos de levantamiento de capital, se han convertido en el nuevo paradigma del universo de las startups y en el modelo a seguir de emprendedores de todo el mundo.


Los unicornios crecen rápidamente, se propagan a través de las redes sociales, trabajan bajo modelos de B2C y se apalancan en la inversión, aunque su modelo de negocio no siempre se encuentre estructurado en un 100%.


Cuatro años después de la popularización de esta tendencia, y como una respuesta al creciente interés por estas empresas, Aniyia Williams y un grupo de emprendedoras de Sillicon Valey dieron inicio a un nuevo paradigma: el de las cebras.


¿Por qué no un unicornio sino una cebra?

Un emprendimiento unicornio tiene como objetivo crecer y crecer para ser valorada en más de mil millones de dólares. Por eso, busca financiación constantemente para hacer grandes inversiones que le permitan consolidarse.

Su mayor enemigo es la velocidad con la que debe crecer y la capacidad que tenga disponible para financiarse. Son compañías que piensan en el ahora y en cómo encontrar más inversionistas para subsistir.

En cambio, las empresas cebra buscan ser rentables pero también mejorar la sociedad, en lugar de perseguir a los clásicos unicornios.


Nequi prefiere ser cebra

Aunque nació un año antes de que el movimiento de empresas cebra se diera a conocer en Silicon Valley, desde sus inicios Nequi, el primer neobanco de Colombia, tuvo claro que su meta estaba lejos del mundo de los Unicornios, porque lo que busca es ser rentable, mejorando la relación de las personas con la plata, empoderándolas para que logren lo que quieren con ella.

“Nequi quiere lograr el éxito a través de otros mecanismos diferentes a inversionistas que financien su crecimiento y futuro. En lugar de recorrer ese camino, construimos un modelo de negocio que busca ser sostenible en el tiempo. A través de alianzas, conocimiento de sus usuarios y comprensión y adaptación a la cultura, Nequi quiere responder a necesidades claves de las personas para que puedan mejorar su relación con la plata. Asimismo, buscamos generar valor compartido con nuestros públicos, para que se inicien financieramente y logren su bienestar”, aseguró Andrés Vásquez, CEO de Nequi.


Con este propósito, Nequi tiene un core de servicios gratuito y diferentes herramientas de ahorro y manejo de la plata, entre las que se encuentran las Metas (ahorros programados personalizados), el Colchón (que le permiten al usuario ‘esconder’ la plata de tentaciones o guardarla para un momento posterior) y los Bolsillos, para que los usuarios organicen su plata.


“Nequi quiere ser cebra porque piensa en un hoy para el futuro. Es decir, nuestro negocio no se basa en la inyección constante de capital, ni la inclusión de inversionistas para apalancarlo. Somos una organización que, a través de acciones puntuales y cotidianas, consolida una oferta de valor que soluciona los problemas de los usuarios y propone innovaciones para que sus metas se cumplan. Además, Nequi pretende generar una transformación social, que motive la iniciación financiera y desarrolle ecosistemas digitales incluyentes”, indicó Andrés Vásquez.


Mejorar las condiciones para los usuarios

Se dice que una de las máximas de las empresas cebra es lograr rentabilidad y al tiempo, mejorar las condiciones sociales para sus habitantes. Para que este propósito sea viable, Nequi ha desarrollado toda una visión de rentabilidad que se fundamenta en el desarrollo de nuevos negocios con otras empresas, la fidelización de usuarios y en la monetización de servicios adicionales, con un core gratuito.


El resultado de este propósito es un público cercano a los dos millones de usuarios, que dejan de tenerle miedo al sistema financiero y cuenta con Nequi como aliado para aprender a manejar bien la plata. “Lo que nos ha mostrado la experiencia de alinearnos con el modelo cebra, es que hay vida después de los unicornios. Existe un gran espacio en el mercado y en el corazón de los usuarios para las empresas sean rentables mientras resuelven una oportunidad no atendida de la sociedad”, señaló Vásquez.


Una de las estrategias más importantes que desarrolla Nequi para lograr rentabilidad sostenible y cumplir con su propósito, es el market place que construye y comparte en el Armario. Este espacio de la aplicación permite que los usuarios accedan a diferentes servicios y productos, al manejar su plata en Nequi. De esta manera, pueden usar su celular para pagar la cuenta de los servicios, recargar minutos, medios de transporte, entre otros, al mismo tiempo que organizan su plata, ahorran y cumplen metas.


Cebras: sinónimo de pluralidad

Por último, otra máxima de las empresas cebra es el favorecimiento de la pluralidad y la cooperación entre ellas. Por eso, a través del Open Banking, Nequi motiva este dinamismo, porque interactúa todo el tiempo con lo que sucede en el contexto digital a través de Apis y el apoyo de entidades tecnológicas y financieras, para aprovechar oportunidades, mejorar y ser rentable.


Nequi cree que su trabajo es posible también al trabajar con otras compañías especializadas en diseño, programación, experiencia de usuario, analítica, entre otros, que comparten metodologías de trabajo y perspectivas de la vida muy útiles para ser sostenibles y rentables en el tiempo. Se apalanca en ellos, creando una comunidad en la que todos participan, proponen y crean, incluyendo a los usuarios, su razón de ser.

#CEBRA #unicornios #Nequi #Neobancos #Tech #Aps

Nosotros 
 

Somos un medio de comunicación digital colombiano especializado en tendencias.

 ¡Todo lo que deseas saber lo encuentras con nosotros!

  • Facebook
  • Instagram

Bogotá Colombia

Contacto

Tu opinión es importante para nosotros. 

Déjanos saber qué quieres contarle al mundo. Nos puedes escribir también al mail