• Andrés Marroquín

¿Cómo deben adaptarse los espacios de trabajo en Latinoamérica?

Steelcase líder en innovación e investigación para espacios laborales y ecosistemas de trabajo presentó el reporte global: Expectativas cambiantes y el futuro del trabajo que explora los problemas que enfrentan las organizaciones líderes a nivel mundial para descubrir cómo es que la pandemia COVID-19 cambiará el futuro del trabajo y cuáles son los conocimientos clave que pueden ayudar a mejorar la experiencia laboral de las empresas y sus colaboradores.



Bajo este marco, Steelcase y EZGO han tomado la responsabilidad de ser gestores de cambio e innovación al traer soluciones que puedan adaptarse a las necesidades locales tanto de Latinoamérica como de Colombia, dándose a la tarea de entender tanto a las empresas locales como a los colaboradores, para ofrecer soluciones personalizadas, inspiradas en cada ecosistema de trabajo.


El reporte realizado por la división Steelcase Global Reports fue diseñado para medir cómo es que la pandemia COVID-19 cambiará el futuro del trabajo y comparte la síntesis de ocho estudios primarios realizados entre abril y septiembre de 2020 que desplegaron metodologías basadas en las ciencias sociales en varios países, incluidos más de 32,000 participantes acumulados.


Entre sus hallazgos se muestra cómo es que la experiencia de trabajar desde casa ha variado drásticamente en función de muchos factores, incluida la geografía, la industria, el tipo de trabajo y el nivel de trabajo. Siendo cada vez más organizaciones que están escuchando y respondiendo estas demandas.


Al principio de la pandemia, muchos líderes no vieron la necesidad de cambiar sus políticas, pero ahora el 87% de ellos dicen que esperan permitir una mayor flexibilidad sobre dónde, cuándo y cómo trabajan las personas, lo que significa un aumento del 38% respecto abril de 2020. Por lo que más empresas en más países están permitiendo el aumento de políticas de trabajo flexible.


“Antes de la pandemia, las expectativas ya habían comenzado a cambiar y la crisis ha acelerado la necesidad de crear mejores espacios para trabajar. Los colaboradores nunca han estado más en contacto con lo que quieren de su trabajo y lugar de trabajo, pues desean una experiencia mejor y dramáticamente diferente a la que dejaron, un espacio donde puedan encontrar bienestar y seguridad que les ayude a estar más enfocados y ser más productivos” señaló Jorge Massieu, Business Development Manager en Steelcase.


De acuerdo con el reporte, casi una cuarta parte de todas las empresas continuarán trabajando en la oficina como espacio principal, y la mayoría de las organizaciones adoptarán un enfoque híbrido del trabajo, en el que los empleados trabajarán tanto desde el hogar como desde la oficina. De hecho, la cantidad de organizaciones que esperan que las personas trabajen desde casa exclusivamente solo aumentó un 2% a nivel mundial desde el comienzo de la pandemia.


También se descubrió que las organizaciones están explorando opciones para que las personas trabajen más cerca de sus hogares, como oficinas satélite o instalaciones de trabajo conjunto. Los líderes que planean adoptar más opciones de trabajo desde casa en sus organizaciones están considerando una combinación de opciones de compra, construcción, arrendamiento o coworking privado.


El reporte de Steelcase identificó cinco necesidades críticas de los empleados que cambiarán la experiencia laboral de manera general: 1) Seguridad: necesidad de estar y sentirse seguro antes las amenazas de salud: condiciones del aire, protocolos de sanitización, limpieza, etc; 2) Pertenencia: después del aislamiento hay una necesidad imperante de pertenecer a algo y saberse parte importante de ello; 3) Productividad: saber que lo que hacen significa algo y es importante para su organización; 4) Bienestar: al tener más conciencia de sus necesidades físicas, cognitivas y emocionales los empleados esperan que éstas sean abordadas a su regreso.; 5) Control: en casa se tienen más opciones para integrar aspectos de la vida personal a lo largo del día, cómo hacer ejercicio o interactuar con familiares, amigos o mascotas.


De igual forma, las investigaciones identificaron cuatro cambios macro que los líderes deberán adoptar para crear lugares seguros y atractivos donde las personas puedan participar y ser productivas: seguridad, productividad, inspiración y flexibilidad.

El reporte logró estudiar tanto las condiciones del trabajo, como a los colaboradores y el espacio físico, para que junto con EZGO se pudieran construir soluciones que se adapten a los cambios inminentes que están sufriendo los ecosistemas laborales.

“El experimento global de trabajar desde casa está cambiando para convertirse en un experimento de trabajo híbrido, que al parecer llegó para quedarse. Pero no existe una fórmula única, debemos adaptarnos al negocio, la cultura y las necesidades de los equipos, en Steelcase y EZGO entendemos esto y por ello que buscamos siempre ofrecer soluciones y ecosistemas de trabajo diseñados para cada organización y filosofía de trabajo”, mencionó Andrea Castillo, Directora Comercial de EZGO.


En medida que las organizaciones consideran el enfoque correcto para su gente y su cultura, las predicciones de que las personas trabajarán exclusivamente desde casa se están pasando por alto en busca de opciones más flexibles.

“Nuestro objetivo es crear ambientes donde los profesionales latinoamericanos sean más eficientes en sus tareas. Es por eso que en conjunto con nuestros partners de toda la región hemos buscado soluciones que faciliten la interrelación entre grupos de trabajo, garanticen el máximo confort, brinden seguridad y confianza para que nuestros usuarios regresen seguros a un mejor lugar de trabajo”, finalizó Raúl Hernández, Channel Development Marketing en LATAM para Steelcase.