• Andrés Marroquín

Cree un presupuesto a prueba de pandemia

El 31 de diciembre de 2020, muchos guardaron la esperanza de que, con el nuevo año, volvería esa vieja vida previa a la pandemia. Pero 2021 llegó con nuevos confinamientos y alertas rojas.

Al parecer, este año será un segundo round de esta larga lucha contra el COVID-19. La buena noticia es que este año hay más información sobre lo que se puede hacer para ganar esa otra batalla, la de los bolsillos, las finanzas y la plata. ¿Cómo presupuestar? Antes de blindar el presupuesto, es importante aprender a hacer uno así: 1. Construya una lista de tus gastos fijos. 2. Consolide los gastos variables, como los antojos. 3. Determine las deudas que tiene. 4. Empate esas tres listas con su sueldo o ingresos mensuales. 5. Calcule cuánta plata puede ahorrar cada mes, sin afectar sus gastos fijos. Este punto es el más importante. Por eso, si es necesario, recorte gastos variables, pero no deje de ahorrar.


Y para que ese presupuesto sea a prueba de pandemia, tenga en cuenta estas recomendaciones: 1. Ahorrar es lo primero El ahorro es el arte de hacer consciente pequeños gastos, reducirlos y guardar esa plata para el futuro. 2. Trate de ignorar las cesantías Procure no tener en cuenta sus cesantías para solventar gastos. Es mejor ponerles una función para el futuro. Es decir, usarlas en caso de que se quede sin trabajo, o invertirlas en un negocio. 3. Estar al día con los pagos No importa si es el arriendo o la cuota de un crédito, mientras tenga ingresos estables, evite colgarse con los pagos. Es muy importante que no aplace un pago por un antojo de momento. Una de las cosas más peligrosas de las crisis económicas es dejar correr los intereses de una deuda. Si se le olvida pagar a tiempo, ponga una alarma. 4. Insecticida para los gastos hormiga Los gastos hormiga son esos pequeños pagos que alteran el presupuesto. El mejor insecticida es llevar la cuenta de todo lo que gasta, buscar cómo ahorrar e incluir estos pagos con anticipación en su presupuesto. 5. Más cabeza a las deudas Si usa más del 30% de sus ingresos en pagar deudas, es hora de replantear su manera de manejar la plata. Siga el método Bola de nieve para salir de esas deudas, hasta que no sumen más del 20%. 6. Tarjetazos sí, pero "chan con chan" El comercio electrónico sigue creciendo en el país. Comprar por Internet facilita la vida, pero puede ser perjudicial. Si va a comprar en línea, evite dejar cuotas o intereses pendientes. Use la Tarjeta Nequi y pague con lo que tiene disponible. 7. Que los huevos sean de varias gallinas Si tiene un trabajo o una fuente de ingresos más o menos estable, trate de construir también planes de otras fuentes de ingresos. La pandemia mostró lo rápido que pueden cambiar las cosas. A la par de su trabajo, trate de cultivar un negocio, un emprendimiento o algún freelance para ganar algo extra. 8. Menos pánico El miedo suele hacer que las cosas se vean peor de lo que están. Trate de mantener la calma. La vida está compuesta por cambios, movimientos, problemas y retos. Una mente clara le ayudará a superarlos con mayor facilidad. 9. Replantee su labor en el hogar Deje de lado creencias como que una sola persona debe encargarse de ciertas cosas en el hogar. Si no tiene trabajo, dedíquese a apoyar a los otros miembros de la familia que trabajan. Todos en casa deben cumplir una función con el objetivo común de salir adelante. 10. Antes de ayudar, ayúdese No importa cuánto ame a esas personas que quiere ayudar... Antes de hacerlo, debe estar seguro de que puede llevar sin problemas sus deudas y obligaciones. No se trata de no ayudar. Al contrario: la idea es ayudarlos sin que se convierta en una carga para alguien más.